Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate / search

Padre Franciscano Cura el Cancer

Una sencilla receta basándose en sábila (aloe), preparada por   UN SACERDOTE FRANCISCANO, que no se opone a revelarla, causa revuelo en  las montañas de Judea. ‘No es un milagro, tú puedes curar el cáncer y  otras enfermedades’.  Este remedio se le debe a un Fraile Franciscano, que lo llaman, en Belén (Brasil), Fray Romano, de origen brasileño. Actual maestro del  seminario de Belén. Su fama a través de toda Judea, se va extendiendo y como él expresa:

“Yo curo el cáncer y cualquier persona puede hacerlo, sin hacer milagros, simplemente aplicando los productos que produce la madre naturaleza”

Antes de darles la receta, quiero decirles mi  experiencia personal sobre  la Bendita Receta.  Tengo conocimiento de varias   personas que se han curado, después de beber el brebaje, a las cuales les daban  menos de un mes de vida, por el padecimiento de diferentes tipos de cánceres terminales. Luego del conocimiento de las virtudes de este medicamento totalmente natural, me he propuesto hacerlo circular, por esta vía,  para que cualquier persona que tenga un amigo, pariente relacionado con  esta terrible enfermedad prepare la receta y se lo de a tomar. Ya verán el resultado a la semana de estar tomándolo, se los aseguro, es algo que trabaja rápidamente.

La Receta es:

 * 1/2 kilo o litro de miel pura de abejas.

 * Dos (2) hojas grandes o tres (3) pequeñas de la planta llamada Sábila (en otros países se conoce como ALOE) ·

 * Tres (3) cucharadas de coñac, whisky, tequila o  aguardiente (esto se usa como vaso dilatador).

Se le quita el polvo y las espinas a la hoja de Sábila (aloe),   se cortan éstas en pequeños trozos, luego se introducen todos los  elementos, antes citados, en una batidora eléctrica o licuadora. Se bate hasta que se vea que se forma una pasta viscosa.  Ya está lista para tomar.

Se  puede dejar fuera de la nevera o ponerse en el refrigerador, al gusto de  cada cual.

 No debe quitarle la cáscara a la Sábila (aloe), ni colar el remedio.  Fray Romano dice que debe tomarse una cucharada grande,  tres (3) veces por día, 15 minutos antes de cada comida.  Esto debe  hacerse por 10 días seguidos. Fray Romano aconseja agitar el frasco antes de cada  toma.

El fraile advierte que si después de haber tomado la bebida salen abscesos en la piel, esto es buen síntoma.

Continúa diciendo que si después de la primera toma no se han obtenidos los resultados deseados, repetir  después de haberse hecho los exámenes pertinentes a ver si el tumor no ha cedido, beber 4 veces más, hasta la curación total.